| 
  • If you are citizen of an European Union member nation, you may not use this service unless you are at least 16 years old.

  • You already know Dokkio is an AI-powered assistant to organize & manage your digital files & messages. Very soon, Dokkio will support Outlook as well as One Drive. Check it out today!

View
 

Mo vim i  en to  s

Page history last edited by David Vidal 14 years, 7 months ago

Figura 2: Introducción

 

Los cambios no se manifiestan de forma significativa en la sociedad hasta que tienen suficiente peso y fuerza. La construcción de muchos pequeños cambios requiere largos periodos de tiempo hasta que ocurre un cambio fundamental (11) Nuestra visión conceptual del mundo del conocimiento, estático organizado y definido por expertos, está a punto de ser sustituída por una visión más dinámica y multifacética.

 

El conocimiento se ha soltado de sus amarras y grilletes. Los que como Francis Bacon, identifican el conocimiento con el poder, se encuentran con que las masas están abordando el espacio reservado de la élite. Los que antes filtraban, guardianes y organizadores, están despertando ahora a una multitud de cambios que los dejan a la deriva, aferrándose a sus antiguos métodos de creación, control y distribución de conocimiento.

 

Estamos en los primeros momentos de un cambio dramático, un cambio que agitará las estructutras y espacios de nuestra sociedad. El conocimiento, cimiento del mañana, es afectado hoy por una multitud de cambios tumultuosos. Hasta ahora el conocimiento servía a los propósitos de la economía, creación, producción y márketing. Hoy el conocimiento es la economía. Lo que antes era el medio, ahora es el fin.

 

Las estructuras de creación y contención de conocimiento del pasado han quedado a merced del cambio cataclísmico. Las ideologías y filosofías de la realidad y el conocimiento, campos de batalla del pensamiento y la teoría de los últimos milenios, han caído como guías. Los que antes eran otores de la productividad y la sociedad, bibliotecas, escuelas, negocios, están cediendo bajo la pesada carga del cambio. Aparecen nuevas teorías epistemológicas y ontológicas, como veremos en breve con el conocimiento conectivo. Estos cambios no anulan, sin embargo, las definiciones anteriores de conocimiento, sino que sirven como fertilizante sobre muchas otras capas de suelo.

 

El propósito de este libro es ofrecer una introducción a lo que está ocurriendo con el conocimiento y con los espacios en los que el conocimiento se crea, difunde, comparte y utiliza.

 

La búsqueda del conocimiento sigue su curso. Y este anhelo es insaciable, en contra de los deseos de muchos. (nota 12) Jugamos con constructos de realidad: ¿Qué controla los cambios del tiempo? ¿Por qué ocurrió (elija cualquier acontecimiento)? ¿Qué es (elija cualquier fenómeno)? ¿Si cambiamos esto, cómo influirá en esto otro? La existencia humana es una búsqueda hacia la comprensión, y nuestros espacios y estructuras necesitan ser alumbrados con esta nueva comprensión del conocimiento… y la manera en que éste se mueve, fluye y se comporta.

 

Vivimos en una experiencia múltiple e integrada, esto es, vemos, conocemos y funcionamos de manera conectada. La vida, como el conocimiento, no es una actividad aislada, sino que es rica, y cada parte de lo que somos está interconectada. No podemos detener el deseo de conocer. El deseo de conocer está en consonanca con nuestro deseo de comunicar, de compartir, de conectar, y nuestro deseo de dar sentido, de comprender –de saber el significado. En un esfuerzo por hacernos comprensibles, creamos estructuras que sustentan nuestro conocimiento: jerarquías, libros, bibliotecas, enciclopedias, internet, motores de búsqueda. Creamos  espacios donde dar a conocer el conocimiento y dialogar sobre él: corporaciones, organizaciones, escuelas, universidades, sociedades. Y creamos herramientas para difundir el conocimiento: revistas de reseñas, paneles de discusión, conferencias.

 

La última década ha modificado sustancialmente cómo:

 

         Consumimos los medios de comunicación

     •    Verificamos y validamos el conocimiento

     •    Nos expresamos y expresamos nuestras ideas

     •    Nos relacionamos con la información y el conocimiento (el tiempo que dedicamos a informarnos es mucho menor – comparemos por ejemplo ½ hora leyendo el diario de la mañana frente a leer 50 noticias online en 10 minutos)

     •    Nos relacionamos con el diluvio de información, que nos hacer ser mucho más selectivos y nos obliga a usar recursos externos para arreglarnoslas (marcadores sociales, contenidos generados por el usuario y filtrados, marcadores personales)

     •    Funcionamos en hábitats de conocimiento intensivo (mass movemento to knowledge-based work, diminishing phisical or industrual work activities).

 

 

Nota 11. Kuhn, T.S. (1962) The structure of the scientific revolutions. Chicago: University of Chicago Press.

 

Nota 12. Biederman, I & Vessel, E. A. (2006) Perceptual pleasure and the brain. American Scientist, 94 (3), 247. Irving Biederman y Edward A. Vessel sugieren que "el input visual activa en los receptores partes del cerebro asociadas al placer y la recompensa, y que el cerebro asocia las nuevas imágenes con las antiguas mientras éstas se correspondan. Mediante el uso de imágenes MRI y otras técnicas están explorando cómo los seres humanos no son más que "infóvoros" (infovores), a cuyos cerebros les encanta aprender. Nuestro cerebro está que se muere por conseguir más información."

 

 

Comments (0)

You don't have permission to comment on this page.